Patente y propiedad intelectual

No solemos pensar en patente y propiedad intelectual hasta que suele ser tarde. El emprendedor suele ser celoso y hasta misterioso con su proyecto por diferentes motivos. Dos de ellos los expresamos aquí: primero, para que no lo crean loco por perder su tiempo. Segundo, para resguardarlo de cualquiera que quiera copiar esa “gran idea”.

Para la primera razón, serán los objetivos o los resultados alcanzados los que dirán si estaban o no en lo cierto. Para la segunda, la respuesta requiere algunas consideraciones.

marca registrada

¿Sabías que en nuestro país existen normas y entidades que pueden ayudarte a resguardar lo que crees que vale tanto? Nuestros legisladores han creado un sistema legal para proteger a muchos propietarios intelectuales y sus invenciones.

En la Argentina, tanto en la ley denominada “Régimen Legal de Propiedad Intelectual” (ley Nº 11723) como en la ley de “Patentes de Invención y Modelos de Utilidad”  (ley Nº 24.481) encontramos todo un marco legal para encuadrar y proteger tu proyecto o emprendimiento. Pero aun surge las siguientes preguntas: ¿qué hago? y ¿cómo lo hago?

Pues bien, existen organismos estatales como el Instituto Nacional de Propiedad Intelectual (INPI) e Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI). Aquí podrías llevar a cabo distintas presentaciones administrativas. Muchas veces el nombre de nuestro emprendimiento puede guardar mucha relación con nuestra invención o producto y quisiéramos resguardarnos de que otro no nos copie, o bien, saber si el nombre que se nos ocurrió ya existe en el país y deberíamos pensar otro. También podríamos presentar el proyecto, sobre todo planos constructivos, y pedirle a este organismo saber si dentro del Territorio Argentino ya existe o existió algún otro emprendedor que tuvo esta misma “inquietud” y así poder protegerlo por si acaso algún día exista alguna persona con la misma idea.

¡A no desanimarse! Este tipo de actuaciones administrativas suelen ser un poco lentas o burocráticas. Podés llegar a encontrar trabas o la necesidad de alguna persona especializada en las presentaciones de proyectos, pero también podés realizar muchas actuaciones on-line.

Proteger tu emprendimiento a tiempo o realizar las averiguaciones correspondientes, puede hacer evitarte problemas judiciales a futuro, ya sea por hacer uso no autorizado de una patente o marca o proteger del plagio una idea original. Si todavía querés conocer más, entonces podés contactarnos.

Por Juan Ignacio Mondino.

Suscribite al Newsletter

Contenido periódico y sin cargo para emprendedores y empresas

Al suscribirte, recibirás sin cargo un documento para armar tu propio proyecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: