Patente y propiedad intelectual

No solemos pensar en patente y propiedad intelectual hasta que suele ser tarde. El emprendedor suele ser celoso y hasta misterioso con su proyecto por diferentes motivos. Dos de ellos los expresamos aquí: primero, para que no lo crean loco por perder su tiempo. Segundo, para resguardarlo de cualquiera que quiera copiar esa “gran idea”.

Para la primera razón, serán los objetivos o los resultados alcanzados los que dirán si estaban o no en lo cierto. Para la segunda, la respuesta requiere algunas consideraciones.

marca registrada

¿Sabías que en nuestro país existen normas y entidades que pueden ayudarte a resguardar lo que crees que vale tanto? Nuestros legisladores han creado un sistema legal para proteger a muchos propietarios intelectuales y sus invenciones.

En la Argentina, tanto en la ley denominada “Régimen Legal de Propiedad Intelectual” (ley Nº 11723) como en la ley de “Patentes de Invención y Modelos de Utilidad”  (ley Nº 24.481) encontramos todo un marco legal para encuadrar y proteger tu proyecto o emprendimiento. Pero aun surge las siguientes preguntas: ¿qué hago? y ¿cómo lo hago?

Pues bien, existen organismos estatales como el Instituto Nacional de Propiedad Intelectual (INPI) e Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI). Aquí podrías llevar a cabo distintas presentaciones administrativas. Muchas veces el nombre de nuestro emprendimiento puede guardar mucha relación con nuestra invención o producto y quisiéramos resguardarnos de que otro no nos copie, o bien, saber si el nombre que se nos ocurrió ya existe en el país y deberíamos pensar otro. También podríamos presentar el proyecto, sobre todo planos constructivos, y pedirle a este organismo saber si dentro del Territorio Argentino ya existe o existió algún otro emprendedor que tuvo esta misma “inquietud” y así poder protegerlo por si acaso algún día exista alguna persona con la misma idea.

¡A no desanimarse! Este tipo de actuaciones administrativas suelen ser un poco lentas o burocráticas. Podés llegar a encontrar trabas o la necesidad de alguna persona especializada en las presentaciones de proyectos, pero también podés realizar muchas actuaciones on-line.

Proteger tu emprendimiento a tiempo o realizar las averiguaciones correspondientes, puede hacer evitarte problemas judiciales a futuro, ya sea por hacer uso no autorizado de una patente o marca o proteger del plagio una idea original. Si todavía querés conocer más, entonces podés contactarnos.

Por Juan Ignacio Mondino.

Suscribite al Newsletter

Contenido periódico y sin cargo para emprendedores y empresas

Al suscribirte, recibirás sin cargo un documento para armar tu propio proyecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.