De los impuestos básicos o del cuento del gobierno que apoya a los emprendedores.

Este título suena a enojo, ¿no? Bueno, en verdad cuando se emprende uno piensa que todos los obstáculos que puedan aparecer quedarán supeditados al proyecto y que por el triunfo del emprendimiento uno hará lo posible para sortearlos. Y esto es así. Pero llega un día, quién sabe cómo y por qué, que el emprendedor atento descubrirá que la ecuación no es como la suponía.
Pongamos, por ejemplo, el caso de una venta. Para hacerlo bien sencillo, dejemos de lado los costos operativos de un emprendimiento.
Compramos un equipo A por $800. Agregamos un 30% de ganancia y lo ponemos en la venta a $1.040. Ahora desmenucemos las cosas para un responsable inscripto en el IVA.

Venta: $1.040
Costo mercadería: -$800
Ingresos Brutos e Imp. municipal (4,76%): -$48,88
Imp. Ganancias (5% de ganancia presunta mínima): $1.040 – $800 – $48,88 = $191,12 * 5% = $9,56
De manera que de la venta que se hizo de $1.040, al emprendedor le quedan $181,56. Eso siempre y cuando la venta no se haga con un cheque que deba ser depositado, en cuyo caso el emprendedor deberá pagar en concepto de impuestos de débito y crédito el equivalente al 1,2% (depositando y quitando el dinero de la cuenta corriente), es decir, un importe igual a $12,48.
Entonces, para resumir, de los $240 que el emprendedor pensaba que iba a obtener de la venta del equipo A, lo cierto es que recibirá $169,08. Es decir, el gobierno se quedó con aproximadamente el 29% de la ganancia de la venta.
A eso habría que sumarle la parte proporcional de los costos operativos de mantener el emprendimiento funcionando (luz, alquiler y sus impuestos, seguro y otros servicios necesarios).
Ahora bien, cualquiera pensaría: “Entonces aumentemos el margen de ganancia”. Una salida astuta que, sin embargo, deja de lado que en muchos productos (sobre todos en productos de consumo masivo) el margen de ajuste de precios está regulado por el mercado. De manera que corregir demasiado la utilidad puede dejarnos fuera de la venta. Siempre dicen apoyar a los emprendedores. Siempre recordemos este humilde ejemplo.

Suscribite al Newsletter

Contenido periódico y sin cargo para emprendedores y empresas

Al suscribirte, recibirás sin cargo un documento para armar tu propio proyecto.

2 thoughts on “De los impuestos básicos o del cuento del gobierno que apoya a los emprendedores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: